viernes, 11 de noviembre de 2011

¿Cómo utilizar las arcillas en aromaterapia?

Hace un par de días escribí una entrada dando cuatro pinceladas sobre las arcillas que podemos utilizar como base en aromaterapia o en otras terapias o cuidados, tanto para el bienestar como para temas de belleza. ¡Y se me olvidó explicar su uso!

Es muy sencillito. Creo que las arcillas son un recurso excelente para hacer mascarillas, baños suavizantes y para tratar zonas del cuerpo cansadas o doloridas…


BAÑO DE ARCILLA

En 200 g de la arcilla de vuestra preferencia se ponen 2-4 gotas del aceite esencial que hayamos escogido. Otra opción sería añadir dos cucharadas soperas de agua floral o incluso unas 4 cucharadas soperas de alguna leche vegetal (coco, almendra, avena).
Se disuelve la mezcla en el agua calentita de la bañera.

MASCARILLA DE ARCILLA

En función de si queremos solo mascarilla para o el rostro o también cuello y escote, pondremos de 1 a 3 cucharadas soperas de arcilla en un bol. Añadiremos 2 gotas del aceite esencial de elección y agua mineral hasta que se forme una pasta suave que no gotee.
El agua la podemos sustituir por aguas florales o leches vegetales.

Se extiende la mascarilla en fina capa, evitando el contorno de ojos. Se puede dejar unos 5-10 minutos, o incluso algo más, pero siempre hay que intentar evitar que seque sobre la piel.
Se retira con agua y se puede terminar usando como tónico un hidrolato.

EXFOLIANTE con ARCILLAS

Pondremos entre 2-6 cucharadas soperas de arcilla en un bol en función de la zona a exfoliar y añadiremos agua, hidrolato o leche vegetal hasta obtener una pasta. Se pueden poner un par de gotitas de aceite esencial. Se añaden polvos naturales exfoliantes: almendra picada, coco rallado, hueso de oliva o cáscara de nuez en polvo…
Se frota suavemente la piel húmeda, sin hacer presión, con la pasta resultante y se aclara con abundante agua. Posteriormente se puede realizar un masaje hidratante con algún aceite vegetal.

CATAPLASMA con ARCILLAS

A la cantidad deseada de arcilla (según la zona a cubrir: articulaciones, espalda…) se le añade agua calentita, aceite vegetal y un par de gotas de aceites esenciales (de los más indicados para inflamaciones, contracturas). Se aplica la pasta resultante sobre la zona que da molestia y se deja actuar. Se retira con agua tibia o con un paño húmedo.


Espero que os sea útil. 

¿De qué otra forma utilizáis las arcillas?

¿Cuál es vuestra receta preferida con arcilla?


(No olvidéis hacer el test de tolerancia y retirar la mezcla si escuece o pica la piel.  Hay que respetar siempre las precauciones de empleo de los aceites esenciales.
Recuerda que ningún blog debe sustituir a tu médico o terapeuta. Ante cualquier dolencia, ¡consulta al profesional! Si estás tomando medicación consulta a tu aromátologo o farmacéutico antes de usar aceites esenciales. Recuerda que estas mezclas cosméticas no llevan conservantes y hay que utilizarlas en un breve espacio de tiempo)

3 comentarios:

  1. La información del blog es muy interesante, gracias por publicar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la informacion estupenda entrada .
    un beso

    ResponderEliminar